viernes, 20 de marzo de 2015

LA BIBLIA



LA BIBLIA

Contiene el pensamiento de Dios, el estado del hombre, el camino de salvación, la condenación de los pecadores y la felicidad de los creyentes.

Sus doctrinas son santas, sus preceptos son justos, sus relatos son verdaderos, y sus decisiones son inmutables.

Léala para ser sabio, créala para ser salvo, y practíquela para ser santo.

Contiene luz para dirigir, aliento para sustentar y consuelo para alegrar.

Es el mapa del viajero, el cayado del peregrino, la brújula del piloto, la espada del soldado y la cartilla del cristiano.

En ella el paraíso se restaura, el cielo se abre y las puertas del infierno se ponen al descubierto.

CRISTO es su gran tema, nuestro bien su designio y la gloria de DIOS su fin.

Léala lenta, frecuentemente y en oración.

Es una mina de riqueza, un paraíso de gloria y u rio de placer.

Involucra la más grande responsabilidad, recompensa la obra mas grande y condena a los que toman en poco su santo contenido.

 
2 Timoteo 3 :16-17
 
 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir,  para corregir, para instruir en justicia,
 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario